El protagonista de esta historia abandonó el lugar donde nació, Inglaterra, para irse a trabajar a otro país, concretamente a Ucrania. Seguramente no imaginaba por aquel entonces que acabaría siendo víctima de una estafa. Y no de una estafa cualquiera: una sentimental. Todo empezó cuando conoció a Irina, una chica 20 años menor que él. Esta joven le hizo creer que se había enamorado perdidamente de él, pero todo resultó ser mentira.

Los detalles de esta historia se publicaron en BBC Mundo, donde aseguran que la relación ya empezó entre turbiedades. Para empezar, nunca pasaban tiempo a solas: siempre estaba presente Julia, una traductora. La necesitaban porque él no hablaba ucraniano e Irina no hablaba inglés. Por otro lado, no hubo besos ni sexo en ningún momento, ya que ella quería preservarlos para después del matrimonio.

Love You Kiss GIF by grown-ish

Hasta aquí, aunque fuese extraño, todo podía llegar a ser comprensible. De hecho, el hombre consideró que eso era señal de una alta moralidad por parte de Irina. Por ese motivo continuaron quedando y compartiendo momentos especiales, hasta el punto en que supuestamente nuestro protagonista se terminó enamorando. 

Una boda falsa

Irina le hizo pagarle unas clases de inglés, un apartamento de 168.000 euros (que en realidad costaba 50.000) y la boda, que supuestamente costó 17.000 euros. Se celebró en julio de 2017 y tuvieron unos 60 invitados, aunque el hombre cree que eran falsos: «Es casi seguro que fui el único asistente que pensó que era real», relataba para el medio. Además, también añadió que cree que le drogaron: «La que pensaba que era la madre de Irina me estaba dando bebidas y más tarde comencé a temblar muy fuerte y me tuvieron que sacar de allí», dijo. Lo peor es que la noche de su propia boda acabó en el hospital.


Little Sister Whatever GIF by NETFLIX

Tras ese día, Irina desapareció… aunque no del todo. Le dijo que ella también estaba en el hospital y que solo la dejaban tener una visita, la de su madre. El hombre decidió creerla y ayudarla también en esos momentos, transfiriéndole más de 10.000 euros para gastos médicos. Fue la última suma que le regaló, pues después de aquello un amigo del hombre le abrió los ojos: le estaban estafando.

Desgraciadamente el hombre no pudo recuperar el dinero, aunque sí lo intento. «Aquí hay casos en los que la policía no hace nada y no se mueve», aseguró su abogada Anna Kozerga para el mismo medio. Lo único que lograron fue que el hombre consiguiera constar como único propietario de ese apartamento, pero aun así se sentía fatal. «Fui un tonto», sostenía.

2 Chainz Pockets GIF by MOST EXPENSIVEST

Casos similares

Lo cierto es que, aunque no lo creamos, esto puede pasarnos a cualquiera. En 2017, El Periódico de Catalunya se hizo eco del caso de un hombre que estafó durante años a varias mujeres. Su nombre era Francisco Gómez (aunque usaba ‘David Barceló’ como nombre falso). Su estrategia se basaba en adoptar diferentes identidades falsas para sacarles dinero a sus parejas durante años, prometiéndoles viajes, casas y coches caros.

max joseph catfish GIF by mtv

Al igual que Irina, este hombre siempre desaparecía y acababa dejando a sus parejas (algunas de las cuales habían llegado incluso a vivir con él) con el corazón hecho añicos. ¿Quién podría creer en el amor después de vivir algo así?

Y siempre podéis ver ‘Atrápame si puedes’, una gran película de un experto flasificador de identidades:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

La entrada Un hombre pierde 210.000 euros al ser estafado por su supuesta pareja aparece primero en CABROWORLD.